Cinco componentes físicos de los aeróbicos

Los ejercicios aeróbicos requieren que su cuerpo responda y se adapte a la actividad continua durante períodos prolongados. La actividad anaeróbica, como el levantamiento de pesas, ocurre en períodos mucho más cortos. Las demandas físicas de su cuerpo son diferentes durante los ejercicios aeróbicos que durante la actividad anaeróbica. Para hacer un entrenamiento aeróbico, su cuerpo debe utilizar cinco componentes físicos: producción de energía, capacidad aeróbica, función muscular y articular, resistencia cardiovascular e intensidad aeróbica.

Energía aeróbica

La energía aeróbica es muy eficiente. Durante los ejercicios aeróbicos, su cuerpo produce energía utilizando glucosa, oxígeno y ácidos grasos. La mayor parte de la glucosa que usa su cuerpo durante los ejercicios aeróbicos proviene de la sangre y el hígado. Las actividades de mayor intensidad, como correr o saltar la cuerda, obtienen la mayor parte de la energía de la glucosa en la sangre. Las actividades aeróbicas de menor intensidad, como caminar o la jardinería ligera, obtienen la mayor parte de las necesidades energéticas de los ácidos grasos.

Capacidad Aeróbica

Aeróbico significa "con oxígeno". Durante décadas, los aeróbicos se han referido a una actividad sostenida que requiere un aumento en el consumo de oxígeno. La cantidad máxima de oxígeno que su cuerpo puede consumir durante los ejercicios aeróbicos es una medida de su capacidad aeróbica o "VO2 máx." Esta medida es la cantidad de mililitros de oxígeno que consume su cuerpo por minuto por cada kilogramo de su peso corporal. Varios factores como la composición corporal, la herencia, el nivel de entrenamiento y la edad afectan su capacidad aeróbica. Con la actividad aeróbica regular, su capacidad aeróbica mejora, así como su capacidad para realizar aeróbicos durante más tiempo y más rápido.

Resistencia cardiovascular

Durante los ejercicios aeróbicos, el corazón y los pulmones deben aumentar la actividad para satisfacer las crecientes demandas de oxígeno y nutrientes de su cuerpo. Su corazón y pulmones también son responsables de eliminar los productos de desecho adicionales y el dióxido de carbono que su cuerpo produce debido a la actividad adicional. Sus sistemas cardiovascular y respiratorio controlan el nivel de eficiencia de estos procesos y determinan en gran medida su nivel de resistencia. La resistencia cardiovascular es la capacidad de su cuerpo para mantener la actividad aeróbica durante períodos prolongados. La actividad aeróbica regular ayuda a mejorar la eficiencia de su cuerpo. Mejorar la eficiencia le permite rendir a una mayor intensidad durante períodos más largos y significa menos estrés en su sistema cardiovascular cuando está en reposo.

Músculos y articulaciones

Durante la mayoría de las actividades aeróbicas, sus músculos y articulaciones se mueven repetidamente. Si bien los aeróbicos ayudan a fortalecer los músculos y mejorar la flexibilidad de las articulaciones, existe la posibilidad de lesiones. El potencial de lesiones es mayor con los aeróbicos de alto impacto, ejercicios que requieren que ambos pies se levanten del piso. Durante los ejercicios aeróbicos de bajo impacto, un pie permanece en el suelo durante la actividad. Si recién está comenzando con los aeróbicos y anteriormente ha sido sedentario, comenzar con aeróbicos de bajo impacto y progresar hasta los aeróbicos de alto impacto ayudará a prevenir lesiones. El President's Council on Fitness, Sports & Nutrition recomienda al menos dos horas y media por semana de actividad aeróbica moderadamente intensa.

Intensidad

La intensidad aeróbica es la cantidad de esfuerzo que realiza durante la actividad aeróbica. Al igual que con su capacidad aeróbica, ciertos factores como el nivel de condición física, la edad, el sexo y la composición corporal afectan el nivel de intensidad que puede mantener. Su frecuencia cardíaca aumenta a medida que aumenta su intensidad aeróbica. La mayoría de las personas miden el nivel de intensidad aeróbica según el porcentaje de aumento máximo de la frecuencia cardíaca. Para encontrar su frecuencia cardíaca máxima si es un hombre, reste su edad en años de 220. Por ejemplo, un hombre de 40 años tendría una frecuencia cardíaca máxima de 180. Si es mujer, reste el 88 por ciento de su edad. de 206. Una mujer de 40 años tendría una frecuencia cardíaca máxima de 170.8.