Cómo aprovechar al máximo una máquina elíptica

El entrenador elíptico ofrece un entrenamiento de cardio integral para la parte superior e inferior del cuerpo. Pero eso no es todo lo que tiene que ofrecer. Desde rutinas de entrenamiento preprogramadas hasta sensores de frecuencia cardíaca, pedales de movimiento frontal y bandejas de revistas, estas máquinas son útiles cuando se busca un excelente entrenamiento en interiores. Bombea los brazos y pedalea con esos pies, sintiendo cómo tus músculos se flexionan desde los bíceps hasta las pantorrillas. Y lo mejor de todo es que estará luchando contra el calor y el desgaste de sus articulaciones cuando se dirija a una elíptica estacionada en interiores.

1

Tenga cuidado con los pasamanos. Apretar el manubrio, incluso si está usando el sensor de frecuencia cardíaca de la elíptica, quita peso de los músculos de las piernas y hace que queme menos calorías. Observar su postura sin los rieles (espalda recta, pies en los pedales, mirando hacia adelante) le da a la parte superior e inferior del cuerpo la oportunidad de trabajar al unísono para quemar al máximo las calorías.

2

Haga intervalos elípticos para maximizar aún más su quema de calorías. Incinere 212 calorías mientras bombea sus pedales elípticos desde el nivel tres al nueve en diferentes intervalos. Para calentar, establezca la resistencia de su elíptica en tres o cuatro y navegue allí durante cinco minutos. Salte la resistencia a cinco o seis, con lo que se sienta cómodo, permaneciendo en este nivel durante otros cinco minutos. Aumenta tu resistencia en uno o dos después de cinco minutos y pedalea durante 10 minutos. Disminuya gradualmente su velocidad después de eso, bajando su nivel de nuevo a seis o siete, navegando allí durante cinco minutos. Reduzca su velocidad a tres o cuatro para un enfriamiento de cinco minutos.

3

Juegue con la inclinación y el declive de su máquina, y si su elíptica tiene la capacidad, intente pedalear hacia atrás. Caminar hacia atrás fortalece los músculos de las piernas traseras, desde los isquiotibiales hasta las pantorrillas. Sin embargo, tenga en cuenta que no todas las máquinas elípticas tienen inclinaciones y descensos ajustables, o incluso una opción de pedaleo hacia atrás.

4

Utilice los sensores de frecuencia cardíaca y los entrenamientos preprogramados para desafiar su nivel de aptitud aeróbica y mantener fresca cada sesión.

5

Esfuérzate con el entrenamiento en intervalos de alta intensidad (HIIT): entrenamiento en intervalos con una patada. Yendo más allá de los programas preestablecidos y el entrenamiento de intervalos básico, HIIT energiza y fortalece su sistema cardiorrespiratorio. Comience con un calentamiento de cinco a 10 minutos en el nivel tres de cuatro. Aumente su velocidad a siete u ocho, manteniéndola allí durante un minuto. Reduzca la velocidad a tres o cuatro y pedalee durante dos o tres minutos. Repita este patrón de cinco a 10 intervalos y siga con un enfriamiento de cinco a 10 minutos.

6

Diviértete. Ponga la radio y cante con las melodías. Coloque su elíptica cerca de un televisor o busque una unidad con una bandeja para libros y disfrute de una buena lectura. Lleve consigo una tableta o un dispositivo con capacidad de video por Internet y mire programas de televisión o películas mientras recorre kilómetros, pero resista la tentación de mirar hacia abajo o encorvar los hombros. Mantén viva la emoción y volverás por más.

7

Haga que la elíptica forme parte de un programa de acondicionamiento físico general. Realice 75 minutos de actividad aeróbica intensa, como intervalos HIIT, o 150 minutos de ejercicio moderado por semana.