Cómo ayudar a un niño con parálisis cerebral a escribir a mano

La escritura a mano puede ser una tarea difícil de aprender, especialmente para los niños con parálisis cerebral. La disminución de la coordinación y la debilidad de las manos pueden causar frustración en un niño con parálisis cerebral que intenta aprender esta habilidad. Los padres, maestros y cuidadores pueden hacer que el proceso sea menos estresante para un niño con divertidos ejercicios de fortalecimiento y actividades de escritura.

Resumen

La parálisis cerebral es una afección no progresiva, lo que significa que el daño cerebral responsable del trastorno no empeora con el tiempo. Sin embargo, la afección persiste durante toda la vida, lo que afecta la capacidad de moverse y dificulta las tareas diarias. La escritura a mano es una habilidad compleja que requiere fuerza de la mano, control de los movimientos finos de los dedos, comprensión visual y movimientos oculares controlados. La parálisis cerebral puede afectar negativamente a todas estas áreas.

Control de fuerza y ​​motricidad fina

La fuerza deficiente de la mano y la falta de control de la motricidad fina pueden afectar la escritura a mano con parálisis cerebral. Estos problemas se pueden abordar con actividades de fortalecimiento, entrenamiento de la motricidad fina y diferentes superficies de escritura. Los ejercicios de masilla resistiva se pueden realizar para fortalecer el agarre, exprimiendo la masilla y dándole forma a una bola. Pellizcar la masilla entre los dedos pulgar, índice y medio fortalece los músculos que se utilizan para sostener un lápiz.

La postura adecuada al sentarse reduce la tensión en los músculos del brazo, mejorando el control con la escritura. Una superficie de escritura inclinada anima al niño a sentarse derecho, mejorando la postura. Los utensilios de escritura de mango grande son más fáciles de controlar que los bolígrafos y lápices normales. Estos artículos se pueden comprar o fabricar en casa envolviendo un lápiz de espuma de un cuarto de pulgada, sujeto con cinta adhesiva.

Planificación del motor

La planificación motora es la capacidad del cerebro para decirle a otras partes del cuerpo cómo realizar una tarea. Las dificultades de planificación motora afectan las habilidades de escritura a mano con parálisis cerebral. Para abordar estos problemas, las tareas de escritura deben dividirse en varios pasos. Un niño puede trazar líneas de puntos y contornos de letras individuales mientras dice en voz alta lo que está haciendo. Esto proporciona al cerebro información auditiva, lo que refuerza el aprendizaje motor. La escritura a mano, con la mano del adulto encima de la del niño, ayuda a dibujar letras. A medida que el niño mejora, la mano del adulto se puede mover hacia la muñeca y luego el codo para guiarlo suavemente hasta que el niño pueda escribir por sí mismo.

Percepción visual

La percepción visual es la capacidad del cerebro para comprender lo que ven los ojos. La parálisis cerebral puede causar dificultad con la percepción visual, afectando la escritura a mano. Esto se soluciona proporcionando pequeñas cantidades de información con mucho tiempo de práctica. Para enseñar visualmente al niño cómo formar una letra, el adulto demuestra la escritura, explicando el proceso al mismo tiempo. Esto proporciona al cerebro del niño información visual y auditiva para reforzar el aprendizaje. Estas habilidades se aprenden mejor en un ambiente tranquilo con distracciones mínimas.

Habilidades motoras visuales

Las habilidades motoras visuales (copiar patrones o formas) son necesarias para la escritura a mano. La parálisis cerebral comúnmente afecta las habilidades motoras visuales. Las letras se pueden hacer con arcilla, limpiapipas y otros objetos domésticos para reforzar los patrones de escritura a mano. Trazar letras y palabras con puntos también mejora estas habilidades.