Cómo cocinar bajo en grasa y sin azúcar

Con las personas cada vez más conscientes de la salud, cocinar bajo en grasas y sin azúcar es un paso inteligente para adoptar un estilo de vida saludable. Reducir la ingesta de azúcar y grasas no saludables disminuye el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes, obesidad y cáncer. Dado que las grasas y el azúcar hacen que los alimentos tengan buen sabor, la clave es cambiar a alimentos naturalmente nutritivos y realzar su sabor mediante el uso de complementos sabrosos. Al ser creativo, puede encontrar muchas formas deliciosas de cocinar bajo en grasa y sin azúcar.

1

Haga de las verduras frescas una gran parte de su plan de cocina. Las verduras no contienen grasa y están llenas de nutrientes. Incluya verduras sin almidón, como alcachofas, espárragos, judías verdes, brócoli, coles de Bruselas, calabacín, cebollas, espinacas y tomates, en su dieta diaria. Las verduras al vapor espolvoreadas con jugo de limón y hierbas frescas son un excelente plato bajo en grasa y sin azúcar.

2

Utilice cereales integrales para cocinar en lugar de productos refinados, que se digieren rápidamente y causan estragos en el nivel de azúcar en la sangre. Aunque los cereales integrales contienen algo de azúcar debido a su contenido de almidón, son bajos en grasa y se consideran aceptables en dietas bajas en carbohidratos. Los cereales integrales también son ricos en vitamina B, que son esenciales para la salud de la piel, las células sanguíneas, el cerebro y el sistema nervioso. La avena, el arroz integral, las bayas de trigo, el mijo o la cebada descascarada son un excelente complemento bajo en grasa y azúcar para su cena. Cocine en caldo o agua y sazone con hierbas frescas y especias en lugar de agregar grasa o azúcar.

3

Prepare pescado como parte de su programa de cocción. Los pescados, como el bacalao, el eglefino, el fletán, el reloj anaranjado y la caballa, no solo no contienen azúcar y son bajos en grasa, también son ricos en proteínas y contienen ácidos grasos omega-3, que protegen su corazón al disminuir la presión arterial y la inflamación. , formación de coágulos sanguíneos y triglicéridos sanguíneos, y mejoran la función arterial. Sazone el pescado con limón fresco, eneldo y ajo picado, luego cocine a la parrilla, hornee, cocine al vapor o ase el pescado en lugar de freírlo.

4

Incluya aves de corral y cortes de carne magra en sus comidas cocidas. Para asegurarse de que su preparación de alimentos permanezca baja en grasa, seleccione aves de corral sin piel y elija los cortes de carne más magros, como solomillo o ojo de ronda. Recorte toda la grasa visible antes de cocinar. Ase, ase u hornee en lugar de freír para mantener su plato bajo en grasa. Haga una sabrosa marinada de carne con vino tinto, sal marina, pimienta, ajo picado, cebolla picada y perejil. El jugo de limón y las hierbas o especias frescas, como el chile en polvo, crean una sabrosa marinada baja en grasa y sin azúcar para las aves de corral. Evite las carnes frías y las carnes de ave procesadas, que por lo general contienen azúcar.