Cómo destruir la grasa corporal

Demasiada grasa corporal es un problema de salud grave que aumenta el riesgo de diabetes, deterioro de la función cardíaca y obesidad. Las dietas de moda y las píldoras para bajar de peso no funcionan y, a menudo, conllevan sus propios riesgos para la salud. La destrucción de la grasa corporal requiere cambios dietéticos a largo plazo junto con ejercicio intenso. Cuando la grasa corporal se convierte en un problema, hacer pequeños cambios en su estilo de vida le dará grandes resultados.

1

Empiece el día con un desayuno quemagrasas. Según el "Journal of Nutrition", un desayuno compuesto de carbohidratos de liberación lenta, como avena cortada o quinua, ingerido unas horas antes del ejercicio, te ayuda a quemar más grasa.

2

Coma con más regularidad y mantenga las porciones pequeñas. Aunque comer de cinco a seis comidas diarias no estimula su metabolismo, le permite quemar calorías con más regularidad y mantiene altos sus niveles de energía. Las comidas abundantes sobrecargan su sistema digestivo, lo que provoca poca energía e hinchazón. Use platos más pequeños para administrar el tamaño de las porciones y trate de comer una comida o un refrigerio cada tres o cuatro horas.

3

Alimente su cuerpo con agua y té verde. El agua ayuda a su cuerpo a procesar los alimentos de manera más eficiente. Si está deshidratado, su metabolismo se ralentiza. Según WebMD, un estudio mostró que quienes bebieron ocho vasos de agua o más quemaron más calorías que quienes bebieron solo cuatro vasos. El té verde contiene naturalmente cafeína y un antioxidante llamado galato de epigalocatequina, que ayuda a estimular temporalmente su metabolismo. Trate de consumir de 5 a 6 tazas de té verde natural al día.

4

Dale sabor a tus comidas. Los ingredientes picantes como los chiles y los pimientos contienen una sustancia química llamada capsaicina que puede aumentar temporalmente la quema de grasa después de comer. Según el “The New York Times”, una comida que contenga un plato picante puede aumentar su metabolismo hasta en un 8 por ciento y también le ayuda a sentirse lleno. Este impulso metabólico por sí solo no reduciría la grasa corporal; dé un paseo ligero durante unos 15 minutos después de comer.

5

Agregue una fuente de proteína magra a sus comidas. La proteína requiere más energía para digerir, lo que ayuda a quemar más grasa corporal que comer carbohidratos o grasas. Reemplace algunos de los carbohidratos y grasas de sus comidas con fuentes magras de proteínas como el pavo, la pechuga de pollo y el salmón.