Cómo pisar el agua fácilmente

Flotar en el agua es el acto de mover los brazos y las piernas para mantenerse a flote. Por lo general, las personas pisan el agua en el extremo profundo de una piscina o en áreas profundas de aguas abiertas en las que no pueden pararse. Flotar en el agua puede ser una técnica de supervivencia y se enseña como una medida de seguridad personal en la mayoría de las clases de natación. Pise el agua fácilmente utilizando la menor cantidad de energía posible para mantenerse a flote.

1

Pisa el agua en posición vertical. Mantenga su cara por encima de la superficie para evitar tragar agua. Asuma una posición natural que sea cómoda de sostener durante largos períodos de tiempo. Muchas personas encuentran que doblar un poco la cintura mientras mantienen la espalda recta es una posición suave para caminar.

2

Doble ligeramente los codos para formar paletas largas con los brazos. Mueva los brazos hacia adelante y hacia atrás desde los lados hasta justo en frente de su torso en remos anchos. Trabaje lentamente para evitar que la fatiga se asiente demasiado rápido. La clave para flotar en el agua con facilidad es gastar la menor cantidad de energía posible.

3

Patea las piernas con movimientos amplios y pausados ​​mientras rema con los brazos. Use una patada de tijera: junte las piernas y luego sepárelas en forma de V para completar un ciclo de patada. Este estilo de patada eleva tu cuerpo lo suficiente como para mantener la cabeza fuera del agua.

4

Ruede sobre su espalda y flote cuando se canse. Una vez que haya recuperado la fuerza, vuelva a la posición de pisada erguida. Deja de remar y patea más fuerte cuando necesites descansar los brazos. Reme más rápido y deja de patear cuando tus piernas necesiten un descanso.