Ejercicios de wakeboard

Puede parecer fácil, pero el wakeboard es más exigente para el sistema musculoesquelético de lo que piensas. Por lo tanto, ya sea que esté comenzando y necesite acondicionar sus músculos para el trabajo, o sea un veterano experimentado que intente prevenir o recuperarse de una lesión, ciertos ejercicios ayudarán a entrenar su cuerpo de manera efectiva. Un enfoque para todos los practicantes de wakeboard es la fuerza central, que es la base para la estabilidad y el movimiento cuando se conduce detrás de la embarcación.

Estiramiento de calentamiento

Los movimientos dinámicos son la forma más eficaz de aumentar la circulación, estirar los músculos y prepararlos para el trabajo sin comprometer la potencia. Las sentadillas dinámicas te permiten realizar los movimientos necesarios detrás del barco en un entorno controlado. Empiece por contraer los músculos abdominales para proteger la zona lumbar. Con los pies apoyados en el suelo y separados a la altura de los hombros, doble las rodillas aproximadamente 90 grados, como si se estuviera bajando a una silla. Asegúrese de pasar las rodillas por encima de los dedos de los pies que miran hacia adelante. Enderece las rodillas para volver a ponerse de pie y repita el movimiento de 10 a 15 veces.

Entrenamiento de potencia

Dado que muchos de los trucos del wakeboard requieren un poderoso salto en la estela, el entrenamiento de potencia es valioso. Las sentadillas con salto son una forma eficaz de entrenar para potenciar la parte inferior del cuerpo. Comience con los pies plantados en el suelo, separados a la altura de los hombros. Apriete sus músculos abdominales para estabilizar su núcleo y proteger su columna. Baje lentamente su cuerpo doblando las rodillas aproximadamente 90 grados. Realice un salto recto con potencia y velocidad, extendiendo los brazos por encima de la cabeza para lograr la máxima altura. Repite de 12 a 15 veces.

Fortalecimiento del núcleo

Como base para la estabilidad y el equilibrio del wakeboard, el entrenamiento de fuerza central es un componente clave para cualquier régimen de entrenamiento. Para practicar uno de los muchos ejercicios básicos útiles, comience en el suelo con las manos y los pies, como si estuviera listo para hacer una lagartija. Apriete los músculos abdominales para proteger la columna y gire hacia una tabla lateral. Plante su mano y pie derechos en el piso mientras su mano y pie izquierdos están extendidos hacia el techo. Mantenga durante cinco segundos y vuelva a la posición de flexión. Repita esta secuencia de ocho a 10 veces para ambos lados.

Estiramiento de enfriamiento

Ya sea después de un entrenamiento o una sesión de wakeboard, los estiramientos de enfriamiento reducirán el dolor muscular, disminuirán el riesgo de lesiones y mejorarán su flexibilidad. Para estirar las muñecas y los tobillos, comience sentándose en el suelo con las piernas estiradas frente a usted. Señale los dedos de los pies y cuente hasta 15. Lleve los dedos de los pies hacia las espinillas y cuente hasta 15. Presione las palmas de las manos juntas frente al pecho, en posición de oración. Presione levemente sus manos hacia el piso y cuente hasta 15. Voltee sus manos para que las espaldas estén juntas frente a su pecho. Baje los codos ligeramente y cuente hasta 15. Repita la secuencia de tres a cinco veces.