Ejercicios sin presionar los pies

Las lesiones en los pies son un dolor, pero aún puede hacer un entrenamiento sólido mientras se recupera sin ejercer presión sobre sus pies. Por ejemplo, las posturas de yoga pueden ayudarlo a acondicionarse y sanar, mientras que los ejercicios más vigorosos, como nadar, pueden ayudarlo a liberar toda su energía reprimida. Las versiones de bajo impacto de las actividades de entrenamiento de fuerza, como el levantamiento de pesas y los ejercicios con el peso corporal, pueden ayudar a mantener los músculos fuertes durante la recuperación.

Yoga

Muchas posturas de yoga no requieren presión en los pies, como hirasana o Hero Pose. Empiece a hacer hirasana arrodillándose con los muslos perpendiculares al suelo, las rodillas tocándose y la parte superior de los pies apoyados en el suelo, ligeramente más separados que las caderas. Inclínese hacia adelante con el torso y exhale mientras se sienta lentamente sobre las pantorrillas. Pon tus manos en tu regazo y mantén la postura durante 30 a 60 segundos. Para salir de esta postura, coloque las manos en el suelo y levante las nalgas de los talones, luego siéntese en el piso y estire las piernas frente a usted. El yoga puede ser terapéutico para las personas con problemas en los pies, ya que posturas como hirasana pueden ayudar a aliviar la tensión en los pies y mejorar la flexibilidad del arco.

Swimming

Las vueltas de natación son un método eficaz para realizar un ejercicio vigoroso sin ejercer presión sobre los pies. Los movimientos como la braza y la espalda son seguros y de bajo impacto en la piscina. La natación es un ejercicio aeróbico, lo que significa que trabaja rítmicamente los principales grupos de músculos y eleva la frecuencia cardíaca durante un período de tiempo prolongado.

Levantamiento de pesas

Muchas formas de levantamiento de pesas ejercen presión sobre sus pies, pero puede modificar algunos de estos ejercicios para realizarlos mientras está sentado en un banco o una pelota de ejercicios. Un curl de bíceps con mancuernas sentado se dirige a los tríceps y bíceps. Empiece con la espalda apoyada en el respaldo, los pies firmemente en el suelo, los brazos a los lados y un peso en cada mano. Sin arquear la espalda ni doblar las muñecas, lleve lentamente ambas mancuernas hacia el pecho. Enderece los codos mientras baja las mancuernas.

Ejercicios en casa

Los ejercicios con el peso corporal pueden ser suaves para los pies mientras que sin piedad le dan forma a los músculos. Un crujido es un ejercicio de peso corporal de bajo impacto que se enfoca en los músculos abdominales. Empiece por recostarse boca arriba con los pies elevados en un banco, silla o sofá. Involucre sus músculos abdominales y levante los omóplatos del piso. Vuelve a bajar hasta que tu espalda esté plana antes de repetir. Para apuntar a los oblicuos, intente hacer abdominales giratorios. También puede realizar fondos de peso corporal para trabajar los tríceps y las dominadas para apuntar a los músculos de la espalda y los pectorales. Sin embargo, tenga cuidado, ya que algunos de estos ejercicios tienen el potencial de ejercer una tensión indirecta en sus pies durante el desmontaje.