Entrenamientos de intervalo de natación

Muchos nadadores principiantes nadan una distancia específica o durante un período de tiempo específico a un ritmo lento o moderado constante. Si bien es eficaz, esta forma de entrenamiento puede ser monótona y lenta para producir resultados significativos. El entrenamiento por intervalos es un entrenamiento más desafiante y complejo para los nadadores que buscan llevar sus sesiones al siguiente nivel.

Principio

El entrenamiento por intervalos consiste en alternar distancias cortas de natación realizadas a un ritmo moderadamente rápido con períodos de descanso. Las distancias más cortas, los intervalos, le permiten nadar más rápido de lo que lo haría normalmente con una natación más larga, lo que estimula su sistema cardiovascular y trabaja más sus músculos. Por supuesto, esto conducirá a un aumento de la fatiga muscular, por lo que los períodos cortos de descanso le dan al cuerpo tiempo para recuperarse antes de comenzar el siguiente intervalo.

Métodos

Hay dos métodos diferentes para diseñar un entrenamiento por intervalos. La primera es programar una cierta cantidad de tiempo de descanso entre cada nado, independientemente de la velocidad. Un ejemplo de esto sería nadar una serie de nados de 50 m con 15 segundos de descanso entre cada 50 m. El otro método implica asignar una cantidad específica de tiempo para el período de natación y descanso combinados. Un ejemplo de esto sería planificar 60 segundos para nadar 50 my descansar. Con este método, el tiempo de descanso es variable, ya que cuanto más rápido es el ritmo de nado, más descanso se permite.

Paz

El entrenamiento por intervalos de cada nadador será diferente, pero un aspecto clave es determinar el ritmo correcto. Como regla general, el ritmo para cada distancia debe ser vigoroso pero no excesivamente agotador. Una forma de determinar el ritmo es cronometrar los nados de esfuerzo completo de distancias más cortas, como 50 y 100 m. Entonces, el tiempo objetivo para el entrenamiento por intervalos sería el 120 por ciento de ese tiempo. Por lo tanto, para un nadador que nada 50 m en 50 segundos con el máximo esfuerzo, un buen tiempo objetivo para un intervalo de nado de 50 m sería de 60 segundos.

distancias

El número de series y la duración de cada serie es otro aspecto de un entrenamiento por intervalos que variará de un nadador a otro. Una rutina común es nadar 20 intervalos diferentes de 50 m. Otros entrenamientos implican cambiar entre tipos de brazadas o distancias de intervalo dentro del entrenamiento. La planificación de las sesiones de calentamiento y enfriamiento al principio y al final del entrenamiento es importante para prevenir la rigidez muscular y las lesiones.

Dificultad creciente

Hay muchas formas de hacer que un entrenamiento por intervalos sea más difícil. Una forma es apuntar a un ritmo más rápido. Disminuir los períodos de descanso entre series también aumentará la intensidad. Extender la distancia de cada serie o el número de series también hará que el entrenamiento por intervalos sea más difícil.