Estiramiento excéntrico de los isquiotibiales

Es posible que sea necesario estirar los músculos que permanecen constreñidos después de levantar objetos pesados ​​o equipo de pesas con una resistencia externa para aflojarlos y reacondicionarlos. Esta forma de estiramiento se llama estiramiento excéntrico y es especialmente útil para músculos grandes como los isquiotibiales. Sus isquiotibiales soportan hasta el 80 por ciento de su peso corporal total y pueden ser propensos a lesionarse cuando no se estiran adecuadamente o cuando se ejercen demasiado. Estirar excéntricamente los isquiotibiales permite que se dirijan a un nivel más profundo, lo que permite una mayor flexibilidad y circulación.

Beneficios

El estiramiento excéntrico, también llamado entrenamiento excéntrico, consiste en fortalecer los músculos mediante la aplicación de presión externa durante su fase de elongación. Cuando levanta la pierna para correr o caminar, sus isquiotibiales se contraen. Cuando bajas la pierna, se alargan. Si alguien aplica resistencia a su pierna mientras la baja, se alienta a sus isquiotibiales a alargarse, promoviendo una mayor flexibilidad y durabilidad muscular. Con el tiempo, sus músculos pueden soportar mayores niveles de estimulación durante la fase de estiramiento, lo que es especialmente beneficioso durante actividades o deportes donde la resistencia de alto impacto es una norma, como el sprint, el ciclismo o el tenis.

Buenos días con barra

Los buenos días con barra se dirigen excéntricamente a los isquiotibiales mientras estimulan el glúteo mayor y la espalda baja. Realícelos colocando una barra en la parte posterior de sus hombros y agarrando ambos lados. Mantenga la espalda recta mientras dobla las caderas para bajar el torso hacia adelante hasta que sienta un leve estiramiento en los isquiotibiales. Levanta lentamente el torso hacia la posición inicial.

Peso muerto con barra y pierna recta

El peso muerto con barra y piernas estiradas proporciona un fuerte estiramiento excéntrico para los isquiotibiales. Párese derecho con las piernas separadas al ancho de los hombros, con los pies debajo de una barra de peso ligero. Mantenga la parte baja de la espalda recta mientras dobla las rodillas y agarra la barra con un agarre por encima de la cabeza. Levanta la barra, estirando las rodillas y la espalda. Baje la barra doblando las caderas pero manteniendo las rodillas rectas. Continúe bajando la barra hasta que sus caderas ya no puedan flexionarse cuando la barra se acerque a la parte superior de sus pies. Haga una pausa de 2 segundos y luego levante la barra extendiendo la cintura y las caderas hasta que esté de pie.

Consideraciones

Estirar excéntricamente los isquiotibiales es una forma eficaz de mantener los músculos de los muslos flexibles y fuertes; sin embargo, se debe tener cuidado para evitar tensiones o lesiones indebidas. Realiza cada estiramiento de forma lenta y controlada. Evite los movimientos rápidos o exagerados para evitar desgarros o tensiones de los isquiotibiales. Los principiantes deben comenzar con un peso muy liviano y luego agregar peso adicional gradualmente para permitir que la zona lumbar tenga el tiempo suficiente para adaptarse y fortalecerse.