Estiramientos para la tensión del hombro en la parte superior de la espalda

Si permanece sentado durante períodos prolongados, la tensión puede acumularse en la parte superior de la espalda y los hombros. Otros factores de tensión en esta área pueden incluir estrés emocional, fatiga visual, mala postura, lesiones mal curadas o dientes mal alineados. Varios estiramientos, desde simples movimientos de hombros hasta posturas de yoga más complejas, pueden aliviar la tensión.

Rolls y abrazos

Los hombros y los abrazos se pueden realizar mientras está sentado en su escritorio, aliviando la tensión en los hombros y la zona superior de la espalda. Por ejemplo, comience a girar los hombros tirando de los hombros hacia adelante, hacia arriba, hacia atrás y hacia abajo en círculos. Realice cinco rollos suaves moviendo los hombros hacia atrás y luego repita el ejercicio rodando hacia adelante. Comience un abrazo cruzando los brazos frente a su pecho y doblando los codos. Estírese detrás de usted y coloque sus manos en la parte posterior de los omóplatos. Mantenga el estiramiento durante cinco ciclos de respiración, abriendo y relajando el área entre los omóplatos.

Agita tus alas

Si dobla los codos y lleva las yemas de los dedos a los hombros, formando un par de alas, puede estirar la zona superior de la espalda. Comience sentándose erguido, colocando su mano derecha sobre su hombro derecho y reflejando esa posición en el lado izquierdo. Estire los codos a los lados. Exhale y junte lentamente los codos frente a usted como un par de alas de mariposa cerradas. Inhala y vuelve a la posición inicial. Bajando los brazos, coloque las manos en su regazo y luego repita el estiramiento.

Alcance hacia adelante y hacia arriba

Llevar los brazos hacia adelante o por encima de la cabeza proporcionará un estiramiento relajante para la parte superior de la espalda y los hombros. Por ejemplo, siéntate o ponte de pie y entrelaza los dedos. Extienda los brazos frente a usted a la altura del pecho. Gire las palmas de las manos para que no miren hacia usted. Mantenga la posición máxima durante 20 segundos y luego repita el estiramiento. Intente un segundo estiramiento extendiendo la mano derecha por encima de la cabeza. Doble el codo derecho y alcance detrás del hombro izquierdo, colocando la mano lo más bajo posible sobre el omóplato izquierdo. Doble el codo izquierdo y levante la mano por detrás de la espalda, con la palma hacia afuera. Intenta bloquear los dedos de tu mano derecha e izquierda. Invierta las posiciones de los brazos y repita el estiramiento del otro lado.

Imitar a un águila

Para lograr un estiramiento más complejo que abra los omóplatos, realice una pose de águila modificada con los brazos. Comience de pie y rodee el tronco con los brazos, colocando el brazo izquierdo sobre el brazo derecho en un abrazo propio. Al exhalar, levante las manos, apuntando los antebrazos hacia el techo. Descanse su codo izquierdo contra su codo derecho. Gire las manos de modo que las palmas se enfrenten entre sí. Pase algunos ciclos de respiración en esta posición y luego levante los codos a la altura de los hombros, profundizando el estiramiento. Mientras respira, sienta cómo se abre la región entre los hombros. Exhala, baja lentamente los brazos y suelta el estiramiento. Repita el estiramiento, pero invierta las posiciones de sus brazos y comience con el brazo derecho por encima del brazo izquierdo.