Fortalecimiento de tobillos y pantorrillas con ballet

Una mirada a las piernas elegantes y esculpidas de una bailarina de ballet y sabrá por qué muchos entrenadores de fitness usan movimientos de ballet para fortalecer los músculos de la pantorrilla y los tobillos. Las pantorrillas y los tobillos fuertes y flexibles pueden mejorar su rendimiento atlético y reducir el riesgo de lesiones. No es necesario bailar como una primera bailarina para ganar fuerza y ​​estabilidad con algunos ejercicios clave de ballet.

Barra de ejercicio

Ejercicios de barra como el

Los bailarines de ballet usan ejercicios en la barra para calentar los músculos mientras mejoran la fuerza y ​​la técnica. También puede usar una pared o el respaldo de una silla para mantener el equilibrio. El releve, un movimiento de ballet fundamental en el que te levantas sobre la punta de los pies, se enfoca en los músculos de las pantorrillas y los pies mientras estiras los tobillos. Los releves se pueden combinar con demi plies, pequeñas flexiones de las rodillas, para un entrenamiento dinámico de piernas. Al doblar y enderezar las rodillas con cada demi plié, estabilice los tobillos para que los arcos de los pies no se muevan hacia adelante y hacia atrás. Al concentrarse en la alineación correcta, entrena los tobillos para que se mantengan estables y fuertes bajo presión.

Ejercicios de equilibrio

Ponte a prueba con ejercicios de equilibrio realizados sin una silla o barra de apoyo. Levante una pierna del piso, llevando la parte superior de su pie puntiagudo al lado de la rodilla de su pierna de apoyo. Mantenga esta posición todo el tiempo que pueda y luego repita con la otra pierna. Mientras mantiene esta posición, los pequeños músculos de los tobillos trabajan constantemente para mantener su cuerpo en equilibrio. Para un desafío adicional, intente mantener el equilibrio con la pierna extendida lejos de su cuerpo o con los talones separados del suelo.

Ejercicios de salto

Cuando realiza saltos de ballet, fortalece los músculos de las pantorrillas y los pies con la resistencia de su propio peso corporal. Para ejecutar un salteado, un salto básico de ballet, comience con las rodillas dobladas y las piernas hacia afuera. Salta con las puntas de los pies mientras apuntas los dedos de los pies en el aire. Aterriza con control a través de los dedos de los pies, las bolas y los talones para volver a tu posición inicial. Apunta a cada pierna individualmente realizando estos saltos en una pierna a la vez.

Ejercicios de estiramiento

Mientras se concentra en fortalecer los músculos de la parte inferior de las piernas, no se olvide de estirar, lo que ayuda a prevenir la rigidez muscular. Cuanto más flexibles sean los músculos de la pantorrilla y los tobillos, mayor será su rango de movimiento. Asume una cuarta posición de ballet con un pie delante del otro en el suelo. Gire los dedos de los pies en paralelo, luego láncese hacia adelante con la pierna delantera, haciendo todo lo posible para mantener el talón trasero en el suelo. Obtenga un estiramiento más profundo en su tendón de Aquiles doblando la rodilla trasera.