¿Las mancuernas detienen el crecimiento?

Las mancuernas son equipos de ejercicio versátiles que pueden adaptarse a cualquier programa de ejercicios. En general, se acepta que hacer ejercicio con mancuernas tiene beneficios musculoesqueléticos para los adultos mayores, pero los efectos en los cuerpos en crecimiento pueden ser motivo de preocupación. Se cree ampliamente que el impacto del levantamiento de pesas en los músculos y huesos puede obstaculizar el crecimiento de un niño o adolescente. Sin embargo, la evidencia científica sugiere que una dieta equilibrada y el ejercicio físico ayudan a las personas en crecimiento a alcanzar su altura potencial.

Cómo funciona el crecimiento

El Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NAMI) afirma que las placas de crecimiento son la parte más débil del cuerpo en crecimiento, lo que las hace susceptibles a lesiones. La preocupación por dañar las placas de crecimiento ha llevado a muchos a creer que el entrenamiento con pesas con mancuernas u otras pesas puede frenar el crecimiento. Las placas de crecimiento, también conocidas como placas epifisarias, son tejido ubicado en cada extremo de los huesos largos. Son responsables de determinar la altura futura de una persona durante la adolescencia. El tejido de la placa de crecimiento continúa dividiéndose y regenerándose durante la adolescencia. Cuando se completa el proceso de crecimiento, las placas de crecimiento se cierran y son reemplazadas por hueso maduro.

Impacto del entrenamiento con pesas en el crecimiento

Para determinar cómo el entrenamiento con pesas afecta a los jóvenes en crecimiento, Robert M. Malina, PhD de la Tarleton State University, analizó la evidencia de niños prepúberes que realizan programas de entrenamiento de resistencia con pesas libres, como mancuernas y máquinas de entrenamiento con pesas. Malina determinó que el entrenamiento con pesas no frena el crecimiento ni la maduración de los niños prepúberes. Sin embargo, se recomienda que las sesiones de ejercicio en las que participen niños sean supervisadas por un instructor para evitar que se produzcan lesiones.

Protección de las placas de crecimiento

La lesión del tejido de la placa de crecimiento en crecimiento se conoce como fracturas de la placa de crecimiento. Según NAMI, los deportes competitivos, como el baloncesto y el fútbol, ​​son responsables de un tercio de todas las fracturas de la placa de crecimiento, mientras que la actividad física recreativa, como el ciclismo o el esquí, representa el 20 por ciento de las lesiones de la placa de crecimiento. El "British Journal of Sports Medicine" sugiere que el entrenamiento con pesas puede ayudar a reducir el riesgo de estas lesiones. Con sesiones de ejercicio supervisadas, los atletas jóvenes pueden proteger sus placas de crecimiento de manera más efectiva al desarrollar masa muscular alrededor del tejido de crecimiento, los huesos y los tendones.

¿Son las mancuernas la mejor opción?

Varios estudios involucrados en determinar si el entrenamiento con pesas afecta el crecimiento enfatizaron la importancia de la seguridad al realizar ejercicios de resistencia. Por lo tanto, es posible que las mancuernas no sean la mejor opción porque las pesas libres requieren una mayor amplitud de movimiento, lo que aumenta el riesgo de lesiones. Los atletas jóvenes deben seguir entrenando con máquinas de pesas. Si decide usar mancuernas, hágalo bajo la supervisión de un instructor capacitado y elija pesos livianos en lugar de mancuernas más pesadas.