Los 5 mejores ejercicios de abdominales inferiores para hombres

El camino para conseguir unos abdominales como una tabla de lavar generalmente puede verse frustrado por el problema común de obtener el último conjunto de definición abdominal inferior. Contrariamente a la creencia popular, los abdominales inferiores no son un músculo aislado en sí mismo, sino parte del recto abdominal, que son los músculos que forman los abdominales cincelados. Si sus abdominales están definidos y estos son solo los últimos músculos que se revelan para perfeccionar su paquete de seis u ocho, aquí hay cinco movimientos que puede hacer para apuntar al recto abdominal inferior.

V-Ups

Empiece por recostarse sobre una colchoneta, con las piernas estiradas y los brazos extendidos sobre la cabeza. Mantenga los pies juntos y apunte los dedos de los pies hacia el techo. Luego, manteniendo las piernas rectas, levántelas del tapete en un ángulo de 45 grados. Al mismo tiempo, mantén el tronco apretado y levanta la parte superior del cuerpo de la colchoneta. Extiende tus manos a tus pies. Permanezca en esta posición durante tres segundos balanceándose sobre su coxis. Luego, baje los brazos y las piernas hasta la colchoneta y vuelva a la posición inicial. Haz 10 repeticiones de este movimiento en dos series.

Crujido inverso

Acuéstese en una colchoneta y mantenga la parte baja de la espalda pegada al suelo. Levante las piernas hasta que estén por encima de la articulación de la cadera. Luego dóblalos por las rodillas. Puede colocar las manos a los lados para obtener estabilidad o debajo de la espalda baja para obtener más apoyo. Manteniendo la parte superior del cuerpo y la espalda estacionarias, contraiga los abdominales inferiores y levante el trasero del suelo. Lleva las rodillas hacia el pecho y mantén esa posición durante cinco segundos. Luego regresa a la primera posición para una repetición. Este movimiento debe realizarse durante tres series de 10 repeticiones.

Crunch de piernas colgantes

Sosténgase de una barra de dominadas con las manos separadas al ancho de los hombros. Deja que tu cuerpo cuelgue de él. Con los pies juntos y la espalda recta, apriete los abdominales inferiores y levante las piernas rectas frente a su cuerpo hasta que estén paralelas al piso. Sostenga por un segundo antes de bajarlos. Repite por 15 repeticiones. No balancee las piernas hacia abajo ni las deje caer. El movimiento debe controlarse y no debe ganar impulso.

Pulso-Ups

Acuéstese en una colchoneta y coloque sus manos detrás de su espalda baja para apoyo. Contraiga los músculos del estómago y levante las piernas hasta que formen un ángulo de 90 grados con respecto a su cuerpo. Manténgalos rectos y no doble las rodillas. Con las nalgas y los abdominales inferiores, empuje hacia adelante con las caderas, empujando las piernas extendidas hacia arriba. Manténgalo en la parte superior durante medio segundo antes de volver a bajar el trasero hasta la colchoneta. Debido a que este movimiento es tan pequeño, es casi como un movimiento pulsante. Intente presionar sus caderas durante tres series de 15 repeticiones.

Flexiones de rodilla con bola de estabilidad

Este movimiento requiere el uso de una pelota de estabilidad. Ponte en posición de plancha con la pelota debajo del estómago. Camine hacia adelante con las manos hasta que la pelota ruede debajo de sus piernas y levante sus pies del piso. Deténgase cuando la pelota esté debajo de sus rodillas. Sosténgase con los brazos directamente debajo de los hombros. Apretando los abdominales, tire lentamente de las rodillas hacia el pecho, asegurándose de que su torso esté recto y no doble la columna. Mientras haces esto, la pelota rodará debajo de tus piernas, sin dejar que toquen el suelo. Mantenga durante dos segundos antes de estirar las piernas para volver a la primera posición. Haz 15 repeticiones para dos series.

Consejos y advertencias

Antes de comenzar cualquier entrenamiento, es importante que primero caliente. La actividad aeróbica ligera al menos cinco minutos antes del entrenamiento preparará sus músculos. Recuerde enfriar también cuando haya terminado. Tenga una buena rutina de estiramiento después del entrenamiento para permitir que los músculos se relajen después del esfuerzo. Además, revise su formulario constantemente. Debido a la proximidad, los ejercicios de abdominales inferiores mal hechos pueden causar tensión y lesiones innecesarias en la parte inferior de la espalda y la parte superior de los muslos. La forma correcta es la clave para obtener resultados.