Los mejores ejercicios para un mesomorfo

Debido a que los tipos de cuerpo influyen en cómo respondes a la dieta y al entrenamiento, necesitas comprender tu tipo de cuerpo para planificar tu programa de entrenamiento. Los mesomorfos se caracterizan por tener huesos de medianos a grandes, un torso sólido, bajos niveles de grasa y una cintura estrecha. A menudo responden mejor a entrenamientos activos y desafiantes que equilibran el entrenamiento con pesas con cardio, a diferencia de los ectomorfos, que responden mejor al entrenamiento por intervalos, y los endomorfos, que deben priorizar el cardio.

Entrenamiento con pesas

Debido a que los mesomorfos responden tan rápidamente al entrenamiento con pesas, a menudo notan ganancias musculares y tonificación al principio de un régimen de entrenamiento, lo que hace que el levantamiento de pesas sea una parte gratificante y emocionante de su rutina de ejercicios. Si es nuevo en el levantamiento de pesas, ejercite cada grupo de músculos a la ligera, con no más de tres ejercicios tres veces por semana. Cada ejercicio debe constar de tres a cuatro series, seguidas de un minuto de descanso. Los levantadores de pesas más competentes deben concentrarse en variar la intensidad de los ejercicios entre días, con dos o tres series de ocho a 12 repeticiones cada una.

Entrenamiento cardiovascular

La desventaja del tipo de cuerpo mesomorfo es que, aunque es fácil perder peso, es igualmente fácil aumentar de peso. Agregar ejercicios cardiovasculares a su régimen regular de ejercicios es una excelente manera de evitar que el peso no deseado impida su progreso. Los mesomorfos deben realizar algún tipo de actividad cardiovascular de tres a cinco veces por semana, aunque aquellos con un porcentaje bajo de grasa corporal pueden reducirlo a dos veces por semana. La forma más eficaz de quemar grasa a través del ejercicio cardiovascular es mediante el entrenamiento a intervalos. Después de calentar durante cinco minutos, intente correr durante un minuto, luego siga con un trote rápido o camine durante dos minutos como recuperación. Repita esto seis veces más, luego enfríe.

Entrenamiento En Circuito

El entrenamiento en circuito es especialmente efectivo para los mesomorfos porque desarrolla tanto la fuerza como la resistencia, sin necesariamente aumentar tu volumen. Los mesomorfos pueden desarrollar músculo fácilmente, lo que hace que concentrarse en aumentar el volumen sea menos necesario. Además, los mesomorfos a menudo requieren cambios y variedad en sus rutinas para desarrollar todos los grupos de músculos en conjunto y mantener la proporción corporal correcta. Una sesión de entrenamiento de circuito básica y popular consta de seis ejercicios: carrera, flexiones, saltos en cuclillas, abdominales, empujes en cuclillas y fondos en banco. Recibe 30 segundos para completar la mayor cantidad posible de cada ejercicio mientras mantiene la forma y la postura correctas, seguido de una recuperación de 30 segundos. Trate de completar tres series completas, con una recuperación de tres minutos entre cada serie. Trabaja lentamente hasta completar cinco series completas.

Clases

Si le resulta difícil mantenerse motivado y concentrado durante un entrenamiento en solitario, los mesomorfos a menudo se benefician enormemente de las clases de fitness populares. El entrenamiento de boot camp, yoga, Pilates y las clases de step dan como resultado una gran mejora para el atleta mesomórfico dedicado, por razones similares a las del entrenamiento en circuito: desarrollas fuerza y ​​resistencia en estas clases, y tu cuerpo se beneficia de las variadas rutinas e intensidades.