¿Qué tipos de ejercicios pueden hacer los ancianos?

El hecho de que su cuerpo esté envejeciendo no significa que sea hora de detener o ralentizar sus hábitos de ejercicio. Según la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos, hacer ejercicio en los últimos años es extremadamente importante para mantener la buena salud, el bienestar mental, el equilibrio, la estabilidad y la fuerza muscular. Si es una persona mayor, realizar una serie de ejercicios suaves y de apoyo con regularidad puede hacer maravillas por su salud.

Mantente flexible

A medida que su cuerpo envejece, es importante asegurarse de que sus músculos y articulaciones se mantengan flexibles. Los ejercicios de flexibilidad, como los que se encuentran en el yoga suave y Pilates, ayudarán a mantener sus músculos, articulaciones y tejidos conectivos flexibles y saludables. Un ejercicio de flexibilidad simple que se recomienda para los adultos mayores es una inclinación hacia adelante. Para realizar este ejercicio, párese erguido con la columna recta. Doble la cintura y permita que la parte superior del cuerpo y la cabeza cuelguen hacia el suelo. Si siente algún pellizco o tensión en la zona lumbar, doble las rodillas. Sujete los codos opuestos y deje que la parte superior del cuerpo cuelgue como una muñeca de trapo, estirando toda la espalda, la columna vertebral, los isquiotibiales y los músculos de la pantorrilla.

Romper un sudor

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que los adultos mayores realicen ejercicio cardiovascular de intensidad moderada durante al menos 150 minutos por semana. Para obtener beneficios para la salud aún mayores, considere aumentar la cantidad de tiempo a 300 minutos por semana, repartidos en cinco o seis días. Trate de que su corazón lata durante al menos 20 a 30 minutos por día. Algunos ejercicios cardiovasculares recomendados para los adultos mayores incluyen nadar, caminar, aeróbicos acuáticos, trotar, montar en bicicleta y bailar. Antes de realizar ejercicios cardiovasculares, asegúrese de pasar de cinco a 10 minutos calentando su cuerpo caminando en el lugar, trotando ligeramente o realizando saltos de tijera.

Desarrollar fuerza

Levantar pesas y realizar ejercicios de entrenamiento de fuerza es importante para los adultos mayores. A medida que el cuerpo envejece, sus músculos pierden fuerza y ​​elasticidad, pero puede combatir los efectos del tiempo fortaleciendo regularmente sus músculos con ejercicio. Los adultos mayores pueden levantar pesas, usar máquinas de pesas en el gimnasio o realizar ejercicios de acondicionamiento del peso corporal, como sentadillas, estocadas, planchas, abdominales y lagartijas. Para un ejercicio de acondicionamiento suave, intente realizar una flexión contra una pared. Párese a 1 o 2 pies de distancia de una pared y coloque ambas palmas en la pared a la altura de los hombros. Doble los codos y baje la barbilla y el pecho hasta que quede a unos centímetros de la pared. Presione las palmas de las manos contra la pared y estire los brazos para volver a la posición inicial.

Consejos y consideraciones

Como adulto mayor, es importante que hable con su médico antes de comenzar un nuevo programa de ejercicios. Su médico puede ayudarlo a elaborar un plan personalizado que tenga en cuenta cualquier problema de salud que pueda tener, como artritis, diabetes, enfermedades cardíacas, obesidad u osteoporosis. Combine el ejercicio y la actividad regular con una dieta sana y equilibrada para una rutina de bienestar integral.