Spinning versus cinta de correr en los tobillos y la parte inferior de la pierna

El ejercicio cardiovascular regular es clave para mantener la forma física, mejorar el metabolismo y estimular la salud del corazón. De hecho, los expertos recomiendan de 20 a 30 minutos de cardio la mayoría de los días a la semana. Afortunadamente, hay muchas formas de aumentar su frecuencia cardíaca, y correr en una cinta para correr o girar en una bicicleta estática son dos de las opciones más populares. Ambos ejercicios tienen grandes beneficios, pero también tienen impactos muy diferentes en tus piernas.

Correr crea impacto

Correr en una cinta caminadora se considera un ejercicio de alto impacto. Esto significa que el equipo no ayuda a distribuir el peso de su cuerpo mientras hace ejercicio. En cambio, sus articulaciones soportan el peso de su cuerpo mientras sus pies golpean la caminadora. Por lo tanto, si bien correr es un ejercicio excelente, también puede provocar tensión y uso excesivo de las articulaciones y el sistema esquelético.

Lesiones comunes en la cinta rodante para la parte inferior de las piernas

Debido a que su cuerpo absorbe un alto impacto, la posibilidad de lesiones en la parte inferior de la pierna es mayor en la cinta de correr que en una bicicleta estática. Las espinillas, o síndrome de estrés tibial medial, es una lesión típica causada por uso excesivo, estiramiento inadecuado, sobrepronación al correr, zapatos inadecuados o una combinación de muchos factores. El dolor punzante en la parte delantera de la parte inferior de la pierna mientras corre es una indicación de que puede estar experimentando dolor en las piernas. Las rodillas también pueden sufrir un alto impacto, lo que provoca un desgaste de la articulación y dolor al caminar o correr.

Lesiones comunes en las cintas de correr para los tobillos

Los tobillos absorben los golpes mientras corres, ya que trabajan duro para mantener el equilibrio y el apoyo de tus piernas. Al igual que la parte inferior de las piernas, un entrenamiento intenso en la cinta de correr puede dejar los tobillos vulnerables a lesiones por uso excesivo o falta de estabilidad. Correr en una cinta de correr proporciona una superficie uniforme para ayudar a evitar que el tobillo se tuerza; sin embargo, correr en una superficie de cinta de correr inclinada puede intensificar la tensión del tobillo. El dolor o los estallidos en los tobillos pueden ser una señal de que correr se ha vuelto demasiado difícil para las articulaciones de los tobillos por el momento.

Beneficios de bajo impacto

Spinning se considera un ejercicio de bajo impacto porque la bicicleta soporta la carga de tu peso mientras te mueves. Esto significa que sus articulaciones, incluida la parte inferior de las piernas y los tobillos, no absorberán el impacto de sus movimientos. En cambio, girar proporciona movimientos uniformes y fluidos para las rodillas y los tobillos. Si tiene mucho sobrepeso o pesa mucho, girar puede ser mejor para su cuerpo que correr, ya que no tendrá que soportar su peso corporal. El giro utiliza los músculos de las piernas para impulsar los pedales, dejando las rodillas y los tobillos relativamente estables. Esto proporciona un gran beneficio de fortalecimiento para las piernas, sin correr el riesgo de un uso excesivo de las articulaciones.

Minimizar las lesiones

Independientemente de la actividad que elija, hay pasos que puede seguir para evitar lesiones. En una cinta de correr, asegúrese de trabajar al ritmo de sus tiempos de carrera para evitar empujar su cuerpo demasiado rápido. Verifique que sus zapatos estén en buenas condiciones y brinden suficiente apoyo para sus tobillos y talones, ya que ayudan a absorber el impacto de sus pies al golpear la máquina para correr. Evite correr en una pendiente si tiene los tobillos débiles. Al girar, tenga en cuenta su frecuencia cardíaca y sus limitaciones para evitar el esfuerzo excesivo.